Free counter and web stats

martes, 28 de junio de 2016

COMO DESCRIBIR EL COLOR A UNA PERSONA CIEGA

E
Utiliza el tacto para describir colores. Haz que la persona sostenga ciertos objetos mientras le dices de qué color son. Sería mejor intentar utilizar objetos que casi siempre sean del mismo color. Haz que la persona sostenga distintas piezas de madera, que toque la corteza de un árbol o que toque la tierra del suelo y explícale que todas esas cosas son de color marrón. Dile: "El marrón se siente como la tierra o como las partes muertas de las cosas que crecieron de la tierra del suelo". Dale a la persona algunas hojas de plantas o de césped para que sostenga y explícale que ellas son verdes. El verde se siente como las partes vivas de la planta, porque cuando las plantas son verdes, significa que están vivas. Incluso puedes darle algunas hojas secas y explicarle la diferencia entre el verde y el marrón. Dile: "La suavidad y la flexibilidad de las hojas se siente como el verde, el verde se siente como la vida. Pero cuando las hojas son crujientes, como las otras, se han vuelto de color marrón y ya no están vivas". Haz que ponga las manos en un tazón de agua fría y explícale que el agua es azul. Dile que las pequeñas cantidades de agua son de un celeste muy claro, casi transparente, sin color, mientras que las grandes cantidades de agua, como los ríos u océanos, son de un azul profundo. Dile: "De la misma forma que te sientes cuando estás nadando, como esa frescura húmeda que se siente relajante, así es como se siente el azul". Explícale que el calor, como el fuego o la llama de una vela, o la hornalla de una estufa caliente es de color rojo. El rojo generalmente puede asociarse con el calor, o incluso a una quemadura. Dile a la persona: "Si alguna vez te has quemado con el sol, tu piel se vuelve de color rojo. O, si alguna vez has sentido vergüenza y te has ruborizado, ese calor en tus mejillas es de color rojo". Explícale que el hormigón, por ejemplo en las paredes o en las aceras, es gris. El metal también es gris: dile que el gris se siente duro y puede ser frío o cálido dependiendo de si ha salido el sol. Dile: "El gris es muy duro y fuerte. Se siente resistente, como una carretera debajo de tus pies o la pared sobre la cual puedes apoyarte, pero no tiene vida y tampoco crece ni tiene sentimientos".[1]