Free counter and web stats

domingo, 8 de octubre de 2017

Clausura Nos+Outrxs en Rede cun novo Proxecto Culturas en Diálogo Rede Museistica Lugo-Cuba GUERRILLA DE PALABRAS-PALBRERXS

E
Cada asistente escribiu palabras na parte posterior de fotos antigas e actuais de Cuba. Foron palabreiros, mediadores. Esas palabras foron lidas mentres ceibábamos as pombas desde a terraza do Club Náutico, cuberta simbólica dun deses barcos que uniron ámbolos mundos.

viernes, 29 de septiembre de 2017

ENCARNA LAGO PARTICIPA NO 4 Congresso Internacional EAMP EN LISBOA

E

PRESENTACIÓN ENCARNA LAGO NO SEMINARIO DE MUSEOS ETNOGRAFÍA E ANTROPOLOXÍA

E

domingo, 24 de septiembre de 2017

Las artes,la vida /Del Museo Pazo de Tor al Museo del Prado

E

Las artes, la vida

Del Museo Pazo de Tor al Museo del Prado

Encarna Lago

 

¿Os habéis preguntado en esas visitas rápidas por los museos del mundo, a veces guiadas, qué tesoros encierran? Y no me refiero al valor pignoraticio  adjudicado socialmente a los grandes nombres, sino a las historias humanas, a las trazas de seres que vivieron en otras épocas, que soñaron con pertenecer a exclusivos universos y que, en ocasiones, lo consiguieron. Los misterios preservados del tiempo y la carcoma que traspasan las décadas con su insistente mirada. 

Para quienes nos ocupamos de su estudio, difusión y proyección, los profesionales de los museos, presentar las colecciones, tesoros, ocultos o a la vista, desde perspectivas distintas, constituye un reto en el que nuestra creatividad debe alcanzar el do de pecho. 

Mil historias para vivir cada día en los museos de la Red Museística Provincial (Museo Provincial de Lugo, Museo Pazo de Tor, Museo de San Paio de Narla y Museo do Mar de San Cibrao), sin ir más lejos. Historias que muchas veces pasan inadvertidas, historias que nos emociona compartir. Imaginaos el hallazgo de una pieza, entre un sinfín de objetos maravillosos, que nos compromete a un viaje desde el Pazo de Tor al Museo del Prado, al Madrid de comienzos del siglo XX. 

Imaginaos que una tarde cualquiera tenéis la fortuna de recorrer las salas de este museo, podéis mirar con los oídos piezas musicales únicas, sentir cómo unos mágicos dedos se deslizan, suaves, por las teclas de un piano, y tendréis la música lista para oler sus aromas, tocar sus texturas.

Ante el ínfimo clamor del apetito podréis comer en las diferentes vajillas, utilizar elegantes cubiertos, envolveros en el hechizo de un jardín escapado de la obra de Lewis Carroll, escribir vuestros secretos, anhelos, poemas o cartas en una escribanía y preservarlo todo en el bargueño con secreter en el que el padre de Doña María Paz Taboada y Zúñiga guardaba sus caudales. 

Claro que esto requiere de un buen ejercicio imaginativo pero nada es imposible, así que, llegada la noche, os convido a soñar el descanso  en  camas de caoba y marfil, de Nápoles, revestidas de seda y algodón egipcio. Y es ahí, en el último paseo antes del retiro nocturno, cuando recorriendo las salas descubrís, descubrimos, con los ojos escuchando, el devenir del verano plasmado en la extraordinaria colección de grabados que interceptan nuestros sentidos desde las paredes del Pazo. Secretos, secreteres, historias, murmullos de los habitantes de minúsculos territorios invisibles y leves. 

Ahí es cuando la iluminación del recinto nos conduce, en volandas, a la luz difuminada de una obra de Agustín Lhardy, discípulo de Carlos de Haes, pintor plenairista de la colonia artística de Muros, precursor de Millet y del impresionismo de Monet. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo y el espíritu? 

El grabado, una barca que se desliza suavemente, trazando estelas de agua y hierba cristalinas. Os lo dije, íbamos a hacer un viaje. Un viaje estival y luminoso pese al negro sobre blanco del grafito y el papel, un viaje desde Monforte de Lemos a la corte de Alfonso XIII.  Un viaje en el que además descubrimos otra historia prendida a las fotografías amarillentas del recuerdo. Nuestro artista, del que nos preguntamos y os preguntareis en ese deambular iniciático por el Pazo, cómo ha alunizado con su aguafuerte en estos muros bendecidos por la naturaleza, ese hombre que cumplió un sueño quimérico de habitar el Prado, supo ser también el continuador de la obra de su padre- y de otros antes- consiguió la máxima aspiración del cuerpo y el alma, como cocinero del más antiguo restaurante de la Villa y Corte.

Os anticipé las tribulaciones de un viaje. Hay muchos otros y pueden comenzar en los Museos. ¿Os apetece revivir la historia con mayúscula degustando el menú La Verbena de la Paloma? Podemos hacerlo, sólo hay que acercarse hasta el Pazo de Tor y reverenciar la vida.

 

Autor

Lhardy Garrigues, Agustín (1848-1918)

Fecha
1887
Datos de edición
[S.l. s.n.
Tipo de Documento
grabado
Materia
Descripción física
1 estampa aguafuerte 

















sábado, 16 de septiembre de 2017

COMO ELABORAR UN PROYECTO

E

miércoles, 13 de septiembre de 2017

ENCARNA LAGO PARTICIPARÁ NO IV CONGRESO EDUCACIÓN E ACCESIBILIDADE EN MUSEOS E PATRIMONIO EN LISBOA

E
Día 2 de OUTUBRO as 12,45 en Lisboa  participo no IV Congresso Internacional Educação e Acessibilidade em Museus e Patrimóniohttps://eamp2017.wordpress.com/programa/

lunes, 11 de septiembre de 2017

Géneros,Museos,Arte y Educación

E

La función de un Museo es atender a toda la sociedad, que toda la sociedad se sienta representada en sus fondos, en sus exposiciones. Si sólo una parte de esa comunidad tiene la posibilidad de pertenecer, de uno u otro modo, al museo, de verse reflejado en él, entonces el discurso, la narración irá unívocamente en un sentido. Durante mucho tiempo las mujeres no formaban parte de los museos; de hecho, la famosa performance de las Gorilla girls hablaba de este tema: de que sólo podrían entrar las mujeres si estuvieran desnudas al MoMa, por ejemplo. Porque las mujeres eran vistas  como modelos o musas. Un Museo del siglo XXI tiene la obligación de incorporar un proyecto incluyente, un proyecto proporcionado a la sociedad y a los tiempos. Hemos comenzado en el año 2000 a elaborar ese discurso, a proponer una historia compartida, entendiendo que una programación que incluya al género no es sólo una programación que contemple las exposiciones de las mujeres artistas. Es, para nosotros, una programación que tenga en cuenta todo el entramado que hay detrás y contribuya a que las diferencias y desigualdades se acorten cada vez más. Es un discurso que ponga sobre la mesa las dificultades de las mujeres artistas, curadoras, críticas, guías, directivas, para llevar a cabo su trabajo compitiendo en condiciones desiguales. Es hablar de adecuar las instalaciones para que sean habitadas por las mujeres, con todo lo que ello implica, es contribuir a que los medios conozcan y reconozcan el trabajo de las mujeres, es, en definitiva, repartir las cartas de la baraja de un modo más equitativo. En eso estamos y en eso seguiremos. Aquí va una síntesis del trabajo realizado en estos años y de los desafíos que hemos afrontado para poder estar a la altura de los tiempos.