Free counter and web stats

sábado, 5 de julio de 2014

GESTIÓN DE CALIDAD

E
Las Herramientas de análisis y resolución de problemas

Permiten analizar de una forma objetiva nuestras dificultades y encontrar soluciones más fiables que la opinión del que más habla o más manda. La experiencia en numerosas organizaciones ya demostró que esta forma de hacer las cosas resulta mejor, es menos conflictiva y da respuesta al 90% de los problemas que se nos pueden plantear.

Veamos algunas:

El Diagrama de Pareto
Permite priorizar los problemas según una ley que defiende que existe una relación inversa entre las causas y los efectos. (El 20% de las causas resuelven el 80 % de los efectos y el 80 % de las causas solo resuelven el 20 % de los efectos).[1]
Cuando tenemos muchos problemas que gestionar, es importante descubrir rápidamente cuales son las soluciones que nos resolverían más rápidamente la mayoría de las dificultades. Equivocarse al escoger mal resulta terrible, poco eficaz y caro, según la ley de Pareto. Pero para eso hay que conocer bien cuáles son nuestros problemas y conocer bien sus causas para no confundir causas con efectos.

También conocido como diagrama de pescado o de Ishikawa en memoria de su inventor en el año 1953, sirve para solventar problemas de calidad, seleccionando y especificando las causas potenciales de un problema. Este diagrama divide y organiza las causas de los problemas en cuatro razones fundamentales:
·         Equipos o Máquinas (Computadores, climatizadores, sistemas de alarma)
·         Personas (internas o externas a la organización)
·         Método (Formación, sistemas de software, instrucciones)
·         Materiales (Piezas, contenidos )

El diagrama representa la relación entre el efecto (problema) y su origen o causas probables en una forma de “diagrama de pescado” Desde la espina central salen cuatro líneas, llamadas  principales (causas principales) que tienen a su vez líneas o espinas menores, llamadas secundarias (subcausas).



[1] - Vilfredo Pareto  fue un economista italiano (1848-1923) que realizó un famoso estudio en que descubrió que una parte muy pequeña de la población la mayor parte de la riqueza y sin embargo la mayoría de la población poseía la parte menor de la riqueza. Joseph Juran, consultor y economista, trasformó ese estudio en regla que se aplica de forma fiable a casi todo 


LOS OCHO PASOS DEL 8D

PASO1 – CREAR UN EQUIPO
El equipo tiene que ser conocedor del problema, tener habilidad y poder para implementar la solución encontrada y reconocer al líder.

Paso 2 – DEFINIR EL PROBLEMA
Describir el problema de una forma simple y confundirlo con sus causas y sus efectos.
Si no conocemos bien el problema, no vamos a conseguir resolverlo. Para eso, no olvidar responder a las preguntas, ¿qué? ¿cómo? ¿cuándo?¿dónde?¿porqué?

PASO 3 – IMPLEMENTAR MEDIDAS CORRECTIVAS DE EMERGENCIA
Si el problema tiene consecuencias inmediatas, tenemos que descubrir cómo resolver de forma provisional las más graves. de modo a contener el problema hasta que se presente la solución final.

PASO 4 – IDENTIFICAR LAS CAUSAS DE RAIZ
Para este paso tenemso una herramienta muy importante que es el diagram de espina de pescado que nos ayudará a ecaucionar y priorizar las causas.

PASO 5 – DEFINIR Y VERIFICAR LAS ACCIONES CORRECTIVAS PERMANENTES
Las acciones correctivas deben ser tomadas sin provocar efectos secundarios en otros procesos. Pues es muy común que para resolver un problema creemos problemas en otro lado.


PASO 6 - IMPLEMENTAR Y ACOMPAÑAR MEDIDAS CORRECTIVAS PERMANENTES.
Realizar las acciones correctivas propuestas anteriormente, midiendo o comprobando los resultados esperados.

PASO 7 – PREVENIR QUE UN PROBLEMA IGUAL SE REPITA EN OTRO LADO
Si sabemos cómo resolver este problema, no tiene sentido que no apliquemos el mismo método en otros lugares iguales.

PASO 8 – FELICITAR AL EQUIPO
Mostrar a los colaboradores el resultado y el éxito del esfuerzo es un paso que no se debe omitir nunca. Pues si el trabajo no es reconocido muchas veces los colaboradores se negarán a colaborar nuevamente o lo harán de mala gana.