Free counter and web stats

jueves, 29 de julio de 2010

LA GENEROSIDAD E IMPORTANTE TRABAJO QUE REALIZA LA FUNDACIÓN DOMINGO FONTÁN

E
Más de cien documentos con todos los puntos geodésicos de la provincia de Lugo utilizados por el geógrafo Domingo Fontán para la elaboración del primer mapa de Galicia, fueron facilitados por la fundación encargada de preservar el trabajo de este ilustre gallego, promovida por sus descendientes.

Cuando en 1816 el geógrafo, matemático y humanista Domingo Fontán comenzó los trabajos de campo para la elaboración de la Carta Geométrica de Galicia, convirtió el palomar de la casa de un amigo, en las cercanías de Santiago, en estación geodésica. En el municipio compostelano mantuvo la primera de las dos estaciones que habilitó y la segunda la situó en O Corgo.

Aparte de todo el material que aún es considerado inédito porque no fue digitalizado o lo está siendo, la web de la fundación incluye más de 700 documentos elaborados por Fontán. Con respecto al cuaderno con los puntos geodésicos de Lugo, hace referencia a montañas y otros accidentes geográficos provinciales, pero también a elementos arquitectónicos usados como referentes, entre los que hay iglesias y puentes.

http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2010/07/29/0003_8637273.htm

El conocido popularmente como Mapa de Fontán en realidad son dos. Según señala Miguel Ángel Camargo, el primero es la Carta Geométrica de Galicia de 1834, que es la minuta original que le fue presentada a la reina y sobre la que se hizo la tirada de 1845. Entre ambos hay diferencias y el segundo es más completo e incluye las nuevas carreteras, así como más montañas y pueblos.

Debido a las guerras carlistas y a otras vicisitudes, en España no había grabadores y Fontán localizó uno en Francia a través de Ramón de la Sagra. Camargo, que comparte con sus hermanos la vicepresidencia de la fundación que encabeza su madre, Everilda, puntualiza que mucha gente cree que fue realizada una única edición con 555 ejemplares, pero hubo dos con esa tirada cada una.

Pese a los 1.110 mapas existentes, acabaron todos en el Congreso de los Diputados y al autor del trabajo no le dejaron ninguno. Con posterioridad tuvo que volver a recurrir a De la Sagra para que le enviasen desde Francia los cuatro mapas de 1845 que tiene actualmente la fundación y hojas sueltas, de las que forman los mapas. Hace años los herederos de Fontán le dieron al Museo de Pontevedra una de esas hojas para restaurar el mapa que tiene esa institución. Ahora, según confirmó Camargo, también están dispuestos a hacer lo mismo con el de Tor, que tiene una quemada. Anunció que comprobarán si disponen de repuesto para esa parte concreta.

La fundación es familiar y carece de ayudas oficiales. Tampoco tiene facilidades administrativas para crear otra exclusivamente gallega.