Free counter and web stats

lunes, 29 de marzo de 2010

LA OBSESIÓN DE POSEER ARTE.... O NO...

E

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) ha anunciado ayer 22 de marzo una nueva adquisición en el departamento de arquitectura y diseño: el símbolo @, icono de la era digital.

No se trata de que el Museo haya comprado el símbolo y lo haya convertido en su propiedad. Se trata de una adición "del concepto" a su colección, como explica la comisaria encargada, Paola Antonelli, en el blog de noticias Inside/Out. Es una respuesta del Museo a nuevas manifestaciones del arte contemporáneo y del diseño, expresadas en códigos de programación, direcciones de internet u otras no convencionales.

Las instalaciones modernas ya han supuesto cambios en la forma como los museos trabajan la exposición, almacenamiento, reproducción, autoría o mantenimiento de creaciones artísticas. Los nuevos símbolos de la vida actual suponen ahora más desafíos para la labor de un museo como el MoMA: "La adquisición de @ va un paso más adelante. Se basa en la idea de que ya no es necesaria la posesión física de un objeto como un requisito [para la adición a una colección], y así los comisarios/as estamos libres de poner etiquetas en el mundo y reconocer objetos que "no pueden poseerse" - porque son muy grandes (edificios, los Boeing 747, satélites), o porque están en el aire o porque pertenecen a todo el mundo o a nadie, como la @...", dice Antonelli, quien añade que dicho símbolo comparte los criterios de calidad, relevancia y excelencia de los demás elementos del Museo.

Algunos lingüistas señalan el origen de @ en el siglo VI o VII, como una forma de escribir la preposición latina 'ad' (en, a, hacia). En el comercio veneciano de la época se usaba para la medida de las ánforas. El símbolo apareció por primera vez en una máquina de escribir, la American Underwood, en 1885 y en el American Dictionary of Printing and Bookmaking en 1894, refiriendo su uso comercial en inglés como "a" o "a razón de". En 1971, el ingeniero estadounidenseRay Tomlinson, decidió usar el símbolo para su recién creado email, por el claro sentido de ubicación e identidad que proveía.

Hoy se le llama "cola de mono" en Alemania, Polonia y Sudáfrica. "Cola de cerdo" en Noruega, "pequeño ratón" en chino, "caracol" en Francia e Italia. Para gente en Finlandia está inspirado en un gato durmiendo y en Rusia, en un perro. En castellano conserva el nombre de la medida arroba y también se usa para incluir hombres y mujeres: "Hola amig@s". Los usos del símbolo siguen ampliándose, de relaciones entre una persona y un ordenador, de ubicación virtual, de clasificaciones de género: ciertamente un símbolo apto para el MoMA,subraya la Comisaria en su reseña.

A propósito de adquisiciones inusuales, el departamento de Medios del Museo se hizo recientemente a la puesta en escena 'Kiss' del artista Tino Sehgal, artista que se rehusa a crear cualquier tipo de objeto físico, no acepta fotografías, catálogos o documentación de su obra.