Free counter and web stats

jueves, 24 de diciembre de 2009

AS BOAS IDEAS SON DE TODOS.SÓLO AS MALAS TEÑEN DONO.

E

Gracias neste día de Noite Boa, a todos os que contribuídes a que esté rodeada de boas ideas, tamén os que contribuides a que teña malas ideas.
Grazas, Gracias que fermosa palabra, eu teño tanto que agradecer... e a tanta xente...
Sempre é bo sustituir eu por nós en algún caso, en outros é imprescindible...


Apuntes de outros  sobre o traballo en equipo.


TÉCNICAS DE CREATIVIDAD

Si bien algunas de estas técnicas pueden ser utilizadas de forma individual, los resultados no son los mismos que al trabajar en equipo. Ellas comprenden una forma de desarrollar y estimular la creatividad, lo cual, juega un rol significativo en nuestros días.
  • MAPAS MENTALES: Para su elaboración se toma una hoja y el tema central es transcrito con una palabra o bien, es dibujado en la mitad del papel. Los temas relacionados con el asunto principal, se consiguen a raíz de lo puesto en el centro de la página. Luego, se crean más dibujos o palabras sobre líneas abiertas, sin pensar, en forma rápida.
  • ARTE DE PREGUNTAR: Basada en el planteamiento de un conjunto de preguntas relativas a un problema en particular y a partir de ellas proponer respuestas que den solución.
  • RELACIONES FORZADAS: La idea es que frente a un problema determinado, se señalen palabras relacionadas generando una lista. Posteriormente, se escoge una de dichas palabras en forma aleatoria y se asocian a ésta, características propias del asunto principal.
  • SCAMPER: Asemejándose a otras técnicas, consiste en requerir un listado de preguntas que generen la propuesta de ideas.
  • LISTADO DE ATRIBUTOS: Se necesita efectuar una enumeración con los atributos del producto o servicio a mejorar o crear y luego, se formulan preguntas de cómo llevarlo a cabo.
  • ANALOGIAS: Consiste en comparar nuestra situación a resolver con formas de solución distintas a las de nuestra especialidad. Por ejemplo, si tenemos un problema, buscaremos salir de tal complicación con ciertos métodos de gestión administrativa, sin embargo, la clave aquí es analizar métodos quizás deportivos.
  • BIONICA: Esta técnica busca solucionar problemas con la intervención de especialistas en diversas áreas, fundamentalmente biológicas y tecnológicas.
  • SOLUCION CREATIVA DE PROBLEMAS EN EQUIPO: Es todo un proceso que posee ciertas fases:
    • Formulación del problema central
    • Recolección de datos para su solución
    • Reformulación del problema
    • Generación de ideas
    • Selección de ideas
    • Planificación para su ejecución
  • LOS SEIS SOMBREROS: Cada participante debe usar un color de sombrero:
    • Blanco, relacionado con cifras y faltas de información.
    • Rojo, involucra: sentimientos y emociones.
    • Negro, vinculado con la cautela y el juicio.
    • Amarillo, ve la parte positiva, sugiriendo beneficios.
    • Verde, aporta alternativas, nuevas propuestas.





Los verdaderamente grandes no tienen competencia.


Pero vamos a tirar un poco más de la cuerda…

¿Quién es mejor Beethoven, Darwin o Van Gogh? Estaremos de acuerdo en que es absurdo compararles puesto que pertenecen a disciplinas diversas. Efectivamente cada uno corre en carreras diferentes. Pero… ¿quién es mejor Beethoven, Mozart o Bach? Sigue siendo igualmente absurdo. Nos puede gustar más un estilo u otro pero no tiene sentido establecer niveles de calidad.




Podemos hablar de profesionales o empresas malas, mediocres o buenas pero superando cierto umbral, cuando una entidad o persona se convierte en una referencia, las comparaciones resultan más ridículas que discutir sobre quién es más fuerte “El increíble Hulk” o “la Cosa”.

A partir de cierto nivel sólo nos diferenciamos por nuestro estilo.


Centrémonos más en ser competentes y menos en ser competitivos.


Cierto es que una competencia sana ayuda al crecimiento de los adversarios, es decir, de todos. Pero cabrían vairas consideraciones, la primera es que, agarrándonos a esa sentencia, en ocasiones se estira el término “competencia sana” hasta límites insospechados donde caben acciones de dudosa ética o que dificultan el beneficio común. La segunda es que mientras nuestro objetivo sea “ser competitivos” no conseguiremos más que seguir en una carrera plagada de competidores, es decir mediocres.




Además, es fácil que el propósito de “ser competitivos” nos ciegue y nos distancie de nuestro verdadero objetivo: “ser competentes”. O sea, que el medio se convierta en un fin y el “ser mejor que el otro” nos aleje de “superarme a mí mismo”.


Numerosos autores en Creatividad e Innovación nos recuerdan la importancia de superar el conformismo, crear aunque todo esté bien. Mejorar algo no significa que no nos guste aquello que queremos elevar.





La estrategia más inteligente: cooperar.




Otro peligro que podemos caer al centrarnos en la “competición” es olvidarnos de otro recurso aún más rentable (y agradable): la cooperación. La ingenuidad humana en una cultura que valora en exceso el individualismo nos lleva a olvidarnos del camino más adaptativo.


La mejor vía de afrontamiento de conflictos es el método “todos ganan” (también llamado “victoria-victoria”, “éxito-éxito” o “win-win”). Una referencia interesante en torno a esto la propone Wrightargumentando que tanto los sistemas biológicos, como cada cultura, como la humanidad entera, está abocada hacia el crecimiento y hacia más situaciones de “todos ganan” (R. WRIGHT -2005- Nadie pierde. La teoría de juegos y la lógica del destino humano. Tusquets) [Ver entrevista en "Comunidad Smart"]




Un salto en nuestra concepción del avance personal y empresarial está pendiente: quien es competente no necesita competir.
Decía Zygmunt Bauman, la nuestra es una época de aceleración de la experiencia , de "imperio de lo efímero", de "ascenso de la insignificancia"